UCAI

/ ¿Qué es UCAI? / Plan Estratégico Operativo del Sector Agroalimentario 2010-2014

Plan Estratégico Operativo del Sector Agroalimentario 2010-2014

El Plan Estratégico Operativo Para el Sector Agroalimentario (2010-2014) Y EL Plan de Inversión para el Sector Agroalimentario (PIPSA) fue un planteamiento realizado por el Gobierno, considerando que el Sector Agroalimentario de nuestro país, es el bastión más importante en que se sustenta la economía y el bienestar de la población que en su mayoría es rural y que el mismo contribuye significativamente a la seguridad alimentaria de nuestra gente, sustenta la mayor ocupación de la fuerza de trabajo y genera gran parte de las exportaciones del país.

El Plan conceptualmente se inscribe en los lineamientos estratégicos de la Política de Estado para el Sector Agroalimentario y el Medio Rural de Honduras 2004-2021 con una metodología que implica la creación de un círculo virtuoso y operativo entre objetivos, políticas, medidas,  estrategias  y  estructuras institucionales capaces de implementarlo.

En su búsqueda de dar respuesta a los problemas que agobian al sector agroalimentario se reviste de cinco ejes estratégicos fundamentales: Generación de Capacidades,  Producción y Productividad, Comercialización y Competitividad, Sanidad e Inocuidad e Innovación Tecnológica.

Asimismo, el Plan define sus objetivos y resultados estratégicos siguientes:
Su objetivo es “En el marco general de la  Política de Estado para el Sector Agroalimentario de Honduras (PESA 2004-2021), impulsar y consolidar un sector agroalimentario moderno, diversificado, eficiente, competitivo y ambientalmente sostenible, que impulse procesos de agregación de valor, que sea factor fundamental en la reducción de la pobreza y garante de la seguridad alimentaria”

Los resultados estratégicos son los siguientes:

  1. Aumento de la producción y productividad, dando prioridad a los pequeños productores.  
  2. Desarrollo de los Recursos Humanos, con prioridad a los pequeños productores.
  3. Integración y desarrollo de  las cadenas agroalimentarias en distintos  rubros.
  4. Avance cualitativo en materia de competitividad para alcanzar una inserción positiva en los Tratados de Libre Comercio, en especial en el DR-CAFTA, lo que se traducirá en un aumento significativo de las exportaciones.
    Desarrollo y fortalecimiento de la agricultura en el conjunto de la economía hondureña.
  5. Mejoramiento del bienestar de la población rural.
  6. Fortalecimiento de la organización de los productores y etnias.

Para el cumplimiento de los objetivos y el logro de sus resultados estratégicos,  el Plan identifica un conjunto de retos y enuncia un panel de políticas instrumentales que abarca una parte substancial de las dimensiones del sector agroalimentario.

Esas políticas son:

  1. Acceso a la innovación tecnológica.
  2. Comercio eficiente y equitativo
  3. Mejoramiento sostenido en la sanidad e inocuidad de alimentos.
  4. Generación y difusión de información estratégica.
  5. Capitalización del recurso humano para el desarrollo agroalimentario y forestal.
  6. Alianza pública y privada para la inversión competitiva.
  7. Acceso sostenible al crédito agrícola y al financiamiento rural.
  8. Acceso a la tierra: seguridad jurídica y equidad social.
  9. Manejo sostenible de los recursos naturales.
  10. Reforma institucional del sector agroalimentario, en lo posible considerando las entidades descentralizadas.

En la implementación de las políticas, el plan establece un conjunto de lineamientos estratégicos, entre los cuales se destacan los siguientes:

  1. Cadenas agroalimentarias y polos productivos.
  2. Acción  multisectorial
  3. Apoyo a la Pequeña Agricultura bajo un enfoque diferenciado.
  4. Equidad de género
  5. Gestión pública con alta capacidad de concertación y gerencia, eficiente, transparente, descentralizada y guiada por resultados.
  6. Amplia participación del sector privado.
  7. Modernización de la infraestructura rural.

Finalmente, el documento presenta el plan operativo de la SAG, e incluye planes operativos de las otras instituciones descentralizadas, incluyendo un marco de estimación preliminar de un presupuesto plurianual (2010-2014), para apoyar el logro de las metas y resultados, y un marco del plan de financiamiento, en base de prioridades estratégicas, una estructura presupuestal que favorece los productores,  y procesos transparentes para la gestión e implementación de los fondos.

En este marco, la UCAI en su papel de gestor de recursos y la Cooperación Internacional como un apoyo en la dotación de recursos, son entidades complementarias, en conjunto con la administración de recursos nacionales, para asegurar la disponibilidad de los recursos para la implementación del PIPSA 2010-2014.